“La idea de la consciencia es sentirnos en armonía como parte del todo; para también sentirnos fuertes y poder elegir libremente, desarrollarnos en la vida y sentirnos felices y sanos.”

¿QUÉ ES SONOTERAPIA?

La Sonoterapia ha evidenciado experimentalmente que la música y sus componentes fundamentales (estructuras rítmicas, escalas, tonos, etc.), producen patrones de actividad eléctrica cerebral coherente. Ello se traduce en una mayor eficiencia en el funcionamiento del cerebro; no sólo como rector de los procesos cognitivos, sino también como regulador de las funciones vegetativas del organismo.

La Sonoterapia a través de las medicinas vibracionales de los cuencos tibetanos, ha recalcado la importancia de la información electromagnética y su utilización como lenguaje terapéutico dentro del sistema orgánico.

Los sonidos son frecuencias electromagnéticas susceptibles, por esta razón la terapia a través del sonido se basa en diferentes técnicas: masaje sonoro o masaje vibracional, la terapia del sonido, las meditaciones con cantos armónicos, crótalos, campanas, gongs, diapasones terapéuticos, mantras y ragas.

Por esta razón los primeros musicoterapeutas son los chamanes, médicos brujos tribales. Ellos comienzan a utilizar cánticos, salmodias, susurros y estructuras rítmicas repetitivas para inducir estados de conciencia a nivel colectivo con fines catárticos y religiosos. Se tienen evidencias del uso ritual de la música en casi todas las grandes culturas de la antigüedad.

Los griegos y los egipcios nos cuentan acerca de los efectos psicológicos de diferentes escalas y modos musicales. De la misma manera; hindúes, chinos y japoneses antiguos, reconocen en sus ragas y modos pentatónicos, estructuras musicales aplicables a diversas actividades y estados de ánimo. A partir de tales tradiciones, durante el presente siglo se ha sistematizado el estudio de los efectos psicológicos y orgánicos de la música y se ha reconocido a la sonoterapia como vertiente terapéutica de valor concreto.

¿CUÁLES SON SUS BENEFICIOS?

Los beneficios de la sonoterapia a través de los cuencos tibetanos, crótalos, campanas, diapasones y gong, trabajan sobre el organismo utilizando la fuerza del sonido.

Las ondas sonoras de los cuencos tibetanos corresponden a las ondas cerebrales beta y alfa con este orden; así mismo, provocan un profundo relajamiento y favorecen el acceso a la dimensión interior de nuestro ser.

Las vibraciones de los cuencos tibetanos atraen la frecuencia armónica original y estimulan el cuerpo que, al entrar en sintonía con la frecuencia de los cuencos, vuelve a encontrar por sí mismo sus propias frecuencias armónicas. Conducido por estas vibraciones, el cuerpo se une a las ondas vibratorias.

La terapia del sonido se basa en el principio de resonancia, por el cual una vibración más intensa y armónica contagia a otra más débil, disonante o no saludable. La vibración tiene la capacidad de llegar más allá, a través de las ondas vibratorias, y provocar una vibración similar en otro cuerpo. El sonido actúa en nuestras ondas cerebrales, ayudándonos a entrar en otros niveles de conciencia, en donde son posibles los estados místicos, haciéndonos más receptivos a la auto-sanación física, mental, emocional y espiritual.

La falta de armonía sobre nuestro organismo repercute a diferentes enfermedades que puedan desarrollarse a corto o largo plazo, por esta razón las personas que tienen problemas psicológicos o emocionales puede disminuir dolores internos, así mismo evitar o eliminar alguna enfermedad cancerígena para adquirir un sistema inmunológico sano.

LEGADO A TRAVÉS DE LOS 5 ELEMENTOS

Tierra: Corresponde a la función de la actividad que se presente a través de los sentidos.

Agua:  Relaciona la acción lo que pueda necesitar el paciente a la ahora de realizar una terapia.

Fuego: Observa lo que hay adelante tuyo, después atiende de una manera digna y transparente.

Aire: Siente a las personas, que necesitan ayuda física, psíquica o emocional por medio de una acción sosteniéndolos.

Eter: Escuchar lo que estás percibiendo, a través de estos sonidos y frecuencias sanadoras, para comunicarnos con nuestro lenguaje.

CON LA TERAPIA DE SONIDO SE PUEDE TRATAR
  • El estrés y la ansiedad.
  • Reduce la falta de concentración.
  • Dolores de cabeza.
  • Tratamiento de depresión y angustia.
  • Contracturas musculares.
  • Desequilibrios psicológicos.
  • Estados de ánimo.
  • Aumento de defensas del organismo.
  • Estabilidad mental y emocional.
  • Aumento de autoconfianza y seguridad personal.
  • Controla los estados de insomnio e hiperactividad.
  • Equilibra los hemisferios cerebrales.
  • Equilibrio del cuerpo físico, emocional, mental y espiritual.
1
4
Contact Us

No nos encontramos por el momento, Pero puedes enviar un email y nosotros te contactaremos lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt